¿Porqué el Zazen es la práctica esencial del Zen?


Zazen es la estrella del budismo. Sin ello, todos los sutras y koans son puros cuentos.

En la escuela zen soto la práctica de zazen es conocida con el nombre de shikantaza que quiere decir solo sentarse. A diferencia del zazen que se practica en la escuela Rinzai en donde se hace con el fin de alcanzar la iluminación, en el zen soto, se hace bajo el principio de que shikantaza en si misma es la iluminación. La naturaleza búdica existe en todas las cosas pero, no se manifiesta sin la debida practica. Para nosotros, zazen es la expresión de la real naturaleza de Budha y en él se cumplen todos los preceptos de la vida budista. En la práctica de zazen se actualiza la iluminación intrínseca del cuerpo y la mente presentes. Todos los dharmas se cumplen de forma espontánea y mil koans son resueltos sin siquiera haber oído hablar de ellos. Zazen es la confirmación de la naturaleza de Budha en nuestra vida diaria. Cuando alguien se levanta en la mañana, hace sanpai, lava su cara y se sienta en zazen, establece el despertar de la naturaleza búdica en el mundo. No solo para si mismo sino especialmente para el bien de todos los seres infinitos.

¿Piensas que el universo está agitado?

Lao tse

Ve al desierto por la noche y contempla las estrellas. Esta práctica deberá dar respuesta a la pregunta. La persona superior dispone su mente como el universo dispone las estrellas en el cielo. Conectando su mente con el origen sutil, la calma.
Una vez calmada, ésta se expande de manera natural y, al final, su mente se
vuelve tan vasta inconmensurable como el cielo nocturno.

Zazen: la forma de la práctica

La practica de Shikantaza, solo sentarse

Shikantaza significa estar simplemente sentado. No se medita sobre ningún objeto, pensamiento o imagen. No se usan mantras ni oraciones. Se concentra la atención y la actividad principalmente en la espiración, de manera que tiende a establecerse un ritmo lento de respiración abdominal en que la espiración es notoriamente más prolongada que la inspiración. Esto debe hacerse de modo gradual sin forzar ni apresurar el ejercicio.

Simplemente estar sentado; no reflexionar sobre ningún tema; sencillamente respirar sin forzar los pensamientos, permitir que fluyan, no detenerse en ellos, dejar que aparezcan y se vayan. Los pensamientos van y vienen, depurando el contenido superfluo del inconsciente, hasta que la mente, entra en un estado de atención más sutil.

Como se explico en los capítulos anteriores, el Zen es una escuela del Budismo Mahayana que surgió en la India, aunque fue en China donde adquirió el verdadero impulso que la hizo popular. la palabra zen proviene de la palabra sánscrita Dhyana que significa literalmente “meditar”. Luego, ya en china se la conoció como Chan y fue finalmente en Japón que se la llamo Zen.

Esta escuela intenta apartarse de la teoría y la racionalidad en el intento de acceder a la sabiduría a través de la experiencia. Con el paso del tiempo se crearon varias escuelas con diferentes enseñanzas y métodos de meditación pero una de las más conocidas y practicadas en nuestra cultura es el zazen, caracterizada por la postura del buda sentado en la posición del loto, sentado con la espalda erguida y las piernas cruzadas de forma que cada pie queda ubicado encima del muslo opuesto.

En la meditación se intenta lograr un estado de atención profunda y constante. En la meditación zen el pensamiento simplemente se liberara, esto quiere decir que ni se piensa ni se deja de pensar; no se fija ni se rechaza sino que se deja pasar, como las nubes en el cielo que se desplazan sin ningún obstáculo. Este estado de contemplación tranquilo y atento, le permite a los practicantes descubrir su propia naturaleza “búdica”

El lugar de practica

Antes de iniciar con esta práctica, debes buscar un lugar en donde no sea ni muy tranquilo ni muy ruidoso, tiene que existir cierto equilibrio. Tampoco tiene que estar ni muy iluminada ni completamente oscura, así como ni muy fría ni caliente. Es muy recomendable acondicionar un pequeño espacio en casa para este fin. Se debe encender una varilla de incienso antes de cada practica. los practicantes mas comprometidos pueden hacer tres postraciones antes de sentarse.

La postura de zazen

Las piernas

Para las piernas existen cuatro posturas que son las más aceptadas: la postura de loto completa (la más compleja de realizar) que requiere acostumbramiento o gran elasticidad del cuerpo, la postura de loto medio, que también requiere acostumbramiento, la birmana y por último la seiza o de rodillas al estilo japonés. En estas posturas se usa un cojín o zafu para ayudar la postura de caderas y espalda.

  • La postura de loto es con las piernas cruzadas con ambas plantas de los pies mirando hacia arriba y apoyadas sobre su pierna contraria y con las rodillas apoyándose en el suelo.
  • La postura de medio loto similar a la anterior pero con una pierna en el piso.
  • La birmana con ambos pies en el piso, en paralelo y plegados lo más posible al cuerpo.
  • La Seiza que puede practicarse sentado de rodillas sobre los talones.
  • En el caso de tener algún impedimento físico que les impidiera cruzar las piernas, esta perfectamente aceptado usar un banco o silla evitando el uso del respaldo.
  • En la medida que puedan, siéntense en la postura del loto o del medio loto en caso de que no.

Hay diversas posiciones adecuadas para la meditación sentada y aprobadas para el zen. Lo principal es que mantengan la espalda recta, ya que optimiza el funcionamiento del diafragma en la respiración zen. Coloquen las manos con las palmas abiertas una sobre otra en el regazo, con la boca cerrada, y presionen levemente su lengua contra el paladar.

Cabeza y cuello

Una vez colocado el cuerpo en la postura, es muy importante mantener el cuerpo derecho, el cuello y la espalda siempre erguidas. Es ideal que tu barbilla baje un poco para levantar la parte posterior del cuello y empujar hacia arriba la parte de arriba de la cabeza. Es importante no ponerse muy rígido y tampoco muy relajado al momento de hacer esta postura, simpre tienen que buscar estar equilibrio mientras estén sentados. La boca siempre tiene que permanecer cerrada durante la meditación; no puede haber presión en los dientes pero tampoco pueden estar separados, así como la lengua tiene que estar pegada contra el paladar.

Los ojos

Los ojos tienen que permanecer abiertos o semicerrados durante toda la meditación. Esto hace que el practicante no se duerma o no sueñe despierto. Sin fijar la mente en nada en particular, hay que mantener la vista a 45 grados mas o menos a un metro de distancia. Hay quienes afirman que es a medio metro e incluso hubieron escuelas en el pasado que miraban la punta de la nariz. En la actualidad se toma la distancia de medio metro a un metro como correcta. Con esto conseguiran que sus ojos se mantengan descansados, estarán entre abierto y cerrados. El practicante se tiene que sentar justo al frente de una pared para evitar cualquier distracción. En la escuela Soto zen la practica se hace mirando al muro al estilo Bodhidharma mientras que, en la escuela Rinzai se hace mierndo al centro de la sala como en los tiempos de Budha. Demás esta decir que ambas son correctas y validas para la practica y realización del dharma budista.

Manos y brazos

La colocacion de las manos durante Zazen es exactamente la misma para las posturas de loto completo, medio loto, postura birmana y silla. Esta postura de las manos tiene por nombre el Mudra cósmico o también, Hokkaijoin en japones y se hace de la siguiente forma: Primero, pongan su mano izquierda sobre la derecha, y las palmas se giran cara el cielo. Ahora, hagan un óvalo tocando las puntas de los pulgares a fin de que ellos se toquen entre sí y formen una línea recta. Mirándolos dede el frente, los pulgares deben describir una línea plana sin ir hacia abajo o hacia arriba en forma de pico de montaña. Las puntas de los pulgares deben tocarse sutilmente entre sí, no deben presionar con fuerza. Las dos muñecas deben reposar sobre los muslos; el borde de las manos debe reposar contra el vientre. Man tengan los hombros siempre relajados.

La respiración

El tipo de respiración que se aplica en la meditación Zen, no se compara con ninguna otra, y esto es lo más importante de esta meditación. Si buscan respirar de manera correcta, tendrán que conseguir la postura correcta. Mientras haces meditación, la respiración debe ser natural sin tratar de hacerla mas lenta o mas rápida, siempre por la nariz y la boca tiene que estar siempre cerrada. Durante la inhalación el abdomen se extiende hacia el frente con una tensión normal, sin exagerar ni forzar. Respiren rítmicamente, al principio cuente las inhalaciones y las exhalaciones hasta diez, luego empiecen de nuevo desde uno. Este ejercicio ayuda mucho al principio. Con el tiempo y la practica y una vez alcanzada la actitud de mente correcta, este conteo inicial puede ser dejado de lado.

Durante la exhalación se contrae levemente la parte baja del abdomen hacia adentro, empujando levemente hacia abajo. Esto genera un estado de atención mucho mas intensa. Este punto es de gran importancia porque es donde reside la mayor fuerza y, al mismo tiempo, la zona más sensible y fundamental para mantener la postura justa y equilibrada.

La actitud de espíritu

Al iniciar la practica de zazen es importante no promover ataduras de ningún tipo. Zazen es soltar las amarras y permanecer unido a si mismo todo el tiempo. No hay viajes a otros planos, ni se ven colores ni angelitos. Zen no es atarse a las cosas es soltarlas poco a poco. No es una nueva forma de posesion o atadura a las que estamos acostumbrados. En zazen no se analiza la mente, no es psicoanálisis, no se resuelven problemas, no se piden bendiciones, no se reza, no se analizan textos ni se reflexiona sobre nada. No se visualizan deidades, no se repiten mantras, ni se usan los nombres de los Budhas. Todo eso carece de valor para el zen. En zazen solo se observa la existencia de este cuerpo y mente aqui y ahora sin intervenir con ellos de ninguna forma.
En sus inicios zazen es atención a la postura, la respiración y la actitud mental permitiendo que los pensamientos sigan su curso, no luche contra ellos, solo tomen distancia de ellos, simplemente déjelos pasar, de esta forma ellos invadirán cada vez menos su meditación.
Con el tiempo y la practica, zazen se vuelve pura atención. Esa pura atención no tiene foco ni objeto en que fijarse. Nada hay que atender ni en que fijar nuestra mente. Los pensamientos , la respiración y el entorno en que estamos, pasan sin mas, así como son así se dejan ser. Nada que resolver o atrapar dentro de nosotros mediante la atención. Así zazen se vuelve idéntico a la iluminación. En las siguientes notas se explicara con mas detalle los diferentes tipos de atención que existen y como practicarlas.

La practica la meditacion zen

La ropa y el ambiente

Para hacer la practica debemos usar ropa suelta y cómoda, un espacio tranquilo alejado de ruidos, sin mucha luz, ni muy oscura que nos quedemos dormidos y con una temperatura agradable. Para los principiantes se recomienda usar ropa oscura y sin brillo y para los mas antiguos esta prescripto el uso de un kimono negro o gris dependiendo de la sangha y del maestro.

Influencia del zazen

La postura corporal mejora. Se afianza la motricidad desde el centro de gravedad del cuerpo, a la altura de la pelvis. Desaparecen tensiones innecesarias, especialmente las derivadas de expresión o autocontrol en la cintura escapular (hombros, escápulas) y cuello.
Mejora el riego cerebral y la compenetración entre las tres capas del cerebro (instintivo, emocional, y córtex) y la conexión entre hemisferios.

Se establece una respiración más lenta y profunda, integrando el abdomen en el movimiento del diafragma, consiguiendo una mayor y más equilibrada oxigenación de todo el metabolismo.
Se crea una coordinación entre la expresión corporal y el pensamiento. Ambos hemisferios cerebrales comienzan a trabajar juntos y en armonía.

Los pensamientos desordenados del inconsciente tienden a depurarse. Se producen niveles de descanso metabólico y mental más profundos que durante el sueño corriente.
Se flexibilizan partes del cuerpo como las caderas, ingles, lumbares, tobillos, rodillas (aunque se recomienda ser cauteloso con las rodillas al colocarse), y se permite la participación psicosomática de más partes del cuerpo en la configuración de sensaciones (integración emocional del cuerpo).

Mentalmente se tiende a dejar las actitudes de ansiedad. Se deja de ver las opiniones y descripciones como tajantes en presencia de un opuesto. Se produce una reintegración de la intuición y la herencia subconsciente, al tiempo que renovada apertura para hábitos o visiones nuevas.

El Zazen se considera una puerta a lo más profundo del ser y la llave a nuevas etapas de desarrollo de la conciencia. Al mismo tiempo se describe a veces como el método de devolver al cuerpo y la mente su condición natural.

Extracto de un texto de Mumon Osho

Imagen por defecto
David Hinojosa
Después de pasar por varias escuelas esotéricas y religiones encontró que la mejor práctica espiritual es simplemente entrar en silencio. De manera original y sin dogmas, su enseñanza se basa en desvanecer todas las estructuras mentales que no nos dejan Ver nuestra realidad única. Su objetivo hoy en día es compartir, por medio de talleres y conferencias, el arte de la meditación en silencio.
Artículos: 2