Apreciar el recuerdo de quién tú eres

Cada vez que los seres humanos entramos en una situación tenemos dos opciones, apreciar o juzgar. Recordemos que nosotros vemos el mundo a través de nuestro entendimiento y de nuestras experiencias pasadas. De esto está conformado el ego, de experiencias pasadas.

Todo lo que vivimos lo vivimos únicamente en un instante donde no existe pasado ni futuro, todo sucede a la vez, toda la energía del universo se mueve en la misma dirección aquí ahora infinitamente. Sin embargo, el ser humano a encontrado formas para mantener el pasado vivo, nublando así nuestra capacidad de ver este instante tal y cómo es. Nuestras percepciones nos separan de los demás y pensamos que vivimos aislados en nuestros pequeños “yo”.

¿No quisieras poder anclarte a este instante, descubrir que es aquí donde puedes dejar caer las barreras y saber que tu aislamiento es solo una ilusión? Todos los seres del universo somos hermanos porque estamos hechos de la misma energía. Para ver y sentir esto tenemos que ver el momento tal y cómo es, estar presente es muy fácil y no requiere ningún esfuerzo o concentración mental.

Podemos permanecer anclados en este momento de manera continua, al estar atentos a todo lo que nos rodea. Los regalos del universo son infinitos y ésta es la técnica más simple que existe de meditación. Apreciar el momento en todo su esplendor.

Y tal vez te estas preguntando ¿Qué es lo que voy a apreciar si en este momento no me siento bien conmigo mismo o mi situación es complicada? La verdad es que no aprendimos a apreciar el momento, siempre nos enseñaron a perseguir más y más cosas, a tener más objetivos y a nunca estar contentos con lo que tenemos. Estas estructuras mentales son las que tenemos identificar y transformar en apreciación.

Todo es la misma energía, ¿qué tal si envés de juzgar el momento lo aprecio? Entonces la energía toma esa forma, todo depende de ti ¿Con qué te identificas mas, con juzgar o con apreciar? Esta es la base para dirigir tu vida hacia un nuevo rumbo. Si juzgas el momento te bloqueas por que juzgando no alcanzas ningun estado creativo. En cambio si aprecias el momento, estás creando un mundo totalmente nuevo cada día. Cada vez que aprecias el momento estas emitiendo pensamientos de unidad y creas relaciones en tu mente, cuerpo y espíritu para inspirarte y crear nuevas ideas, amor y todo aquello que te puedas imaginar.

Entonces ¿qué esperas para detenerte y apreciar este hermoso momento? Aprecia el aire que respiras y que llega a ti a través de procesos naturales, que sin tu levantar un dedo están ahí sirviéndote en cada instante de tu vida. Aprecia el amor que te rodea desde todas las personas, animales y plantas que igualmente están ahí para ti, incondicionalmente. Aprecia tu cuerpo y la energía que procesa para que puedas vivir la experiencia en la tierra.

Esta es la verdadera revolución en contra del sistema, una vez que aprendes que ya lo tienes todo, no es necesario consumir tantos recursos. La meditación nos brinda la oportunidad de parar la actividad y centrarnos en lo realmente importante, el momento presente. De este modo rompemos el sistema, quebramos pensamientos de esclavitud y promovemos un despertar colectivo consciente.

Imagen por defecto
David Hinojosa
Después de pasar por varias escuelas esotéricas y religiones encontró que la mejor práctica espiritual es simplemente entrar en silencio. De manera original y sin dogmas, su enseñanza se basa en desvanecer todas las estructuras mentales que no nos dejan Ver nuestra realidad única. Su objetivo hoy en día es compartir, por medio de talleres y conferencias, el arte de la meditación en silencio.